Publicidad

Se evitó baño de sangre durante la rebelión: Putin

Ofrece a los combatientes de Wagner unirse al ejército o irse a Bielorrusia // Prigozhin reaparece y asegura que no pretendía derrocar al líder del Kremlin.

Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin afirmó anoche que permitió la rebelión del grupo de mercenarios Wagner el fin de semana para evitar un baño de sangre, y aseveró que la crisis reforzó la unidad nacional, al tiempo que acusó que Occidente y Ucrania querían un resultado fratricida.

En su primer pronunciamiento desde que el levantamiento se desactivó el sábado pasado, Putin afirmó que los combatientes de Wagner pueden alistarse en el ejército, regresar a casa o irse a Bielorrusia, sin mencionar al dueño del grupo, Yevgueny Prigozhin, quien horas antes aseguró que su sublevación no buscaba derrocar al líder del Kremlin.

Los combatientes de Wagner tomaron el control de la ciudad de Rostov del Don y lograron el avance de una caravana armada a través de Rusia hasta un área situada a unos 200 kilómetros de Moscú, antes de que Prigozhin diera la orden de regresar a sus bases.

Desde el comienzo de los eventos se tomaron medidas siguiendo mis instrucciones directas para evitar un grave derramamiento de sangre, aseveró Putin.

“Hacía falta tiempo, entre otras cosas, para dar a aquellos que habían cometido un error la oportunidad de volver en sí, de darse cuenta de que sus acciones eran firmemente rechazadas por la sociedad y que la aventura en la que se habían visto envueltos tenía un carácter trágico y destructivo, con consecuencias para Rusia y para nuestro Estado», sostuvo.

Afirmó que el fratricidio era lo que querían los enemigos de Rusia: los neonazis de Kiev, sus patrocinadores occidentales y todo tipo de traidores nacionales

Durante el alzamiento Prigozhin demandó que el ministro de Defensa, Serguei Shoigu, así como el jefe del Estado Mayor, Valeri Gerasimov, fueran a Rostov del Don para hablar con él, y además demandó que ambos fueran removidos de sus cargos.

El mandatario tampoco mencionó cambio alguno de personal previsto en el Ministerio de Defensa. Aunque eran alrededor de las 23 horas, apareció en televisión dirigiéndose a una reunión de jefes de sus departamentos de seguridad, incluido Shoigu, quien antes reapareció en un video pasando revista a las fuerzas rusas en Ucrania.

“Los organizadores del levantamiento, habiendo traicionado a su país, a su pueblo, también traicionaron a quienes arrastraron al crimen. Les mintieron, los empujaron a la muerte: bajo fuego, para fusilar a los suyos», manifestó.

Putin agradeció a los combatientes y comandantes de Wagner que tomaron distancia del levantamiento para evitar lo que llamó “un baño de sangre fratricida» y dijo que la gran mayoría de los miembros de la milicia eran patriotas.

Putin indico que todos los niveles de la sociedad adoptaron “una posición firme e inequívoca en apoyo del orden constitucional.

Todos estaban unidos y movilizados por lo principal, la responsabilidad por el destino de la Patria, aseguró.

Homenaje a pilotos caídos

El mandatario ruso rindió homenaje a los pilotos que perecieron durante el levantamiento, y confirmó reportes de blogueros que dijeron que varios aviones fueron derribados por Wagner.

Durante la sublevación, Prigozhin dijo que sus hombres se vieron obligados a derribar helicópteros que los atacaron mientras se dirigían a Moscú.

El coraje y el autosacrificio de los héroes-pilotos caídos salvaron a Rusia de trágicas y devastadoras consecuencias, afirmó anoche Putin. No ha habido información oficial sobre cuántos pilotos murieron o el número de aviones que fueron derribados.

Algunos canales rusos de Telegram que monitorean la actividad militar de Rusia, incluido el blog Rybar con más de un millón de suscriptores, informaron el sábado que 13 pilotos rusos murieron durante las dramáticas horas rebelión, que duró un día.

Entre los aviones derribados había tres helicópteros de guerra electrónica Mi-8 MTPR y una aeronave Il-18 con su tripulación, informó Rybar.

Mijail Mishustin, quien encabeza el gabinete de Putin como primer ministro, reconoció que Rusia enfrentó un reto a su estabilidad y pidió lealtad a la población.

El líder mercenario rompe el silencio

Prigozhin negó que quisiera tomar el poder en Rusia y justificó su rebelión abortada porque quería salvar su organización y poner en evidencia los graves problemas de seguridad en el país.

En su primer mensaje de audio publicado desde que puso fin a su rebelión, el multimillonario otrora aliado de Putin no reveló su paradero. Según un acuerdo alcanzado el sábado con el Kremlin con mediación del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, el líder de Wagner debería exiliarse a Bielorrusia, pero las tres principales agencias de noticias rusas informaron que no se había cerrado la causa penal contra Prigozhin.

El objetivo de la marcha era no permitir la destrucción del Grupo Wagner y responsabilizar a aquellos que con sus acciones poco profesionales cometieron un número considerable de errores durante la operación militar especial en Ucrania, dijo en el mensaje de 11 minutos.

Según él, la marcha de sus hombres hacia Moscú ha evidenciado graves problemas de seguridad en el país porque pudieron apoderarse sin mucha resistencia del cuartel general del ejército en la ciudad de Rostov, así como de varias instalaciones militares, recorriendo 780 kilómetros antes de detenerse “a poco más de 200 kilómetros de Moscú».

Según Prigozhin, si las fuerzas de Wagner no avanzaron más fue para no derramar sangre rusa. También dijo que no quería derrocar el poder y que tenía el apoyo de los civiles que se cruzaron durante la marcha.

Se investiga injerencia externa

El canciller Serguei Lavrov dijo que la embajadora estadunidense, Lynne Tracy, habló con representantes rusos el domingo y dio señales de que Estados Unidos no estaba involucrado en el motín, pero esperaba que el arsenal nuclear de Rusia se mantuviera a salvo.

En entrevista con RT, también citó a Tracy diciendo que el motín era un asunto interno de Rusia.

Preguntado sobre si había pruebas de que los servicios de inteligencia ucranios o los occidentales estuvieran implicados, Lavrov respondió: Trabajo en un departamento que no recoge pruebas sobre acciones ilegales, pero tenemos estructuras de este tipo, y le aseguro que ya lo entienden.

Dudas sobre el futuro de Wagner se suscitaron respecto de si continuará sus operaciones en países africanos como Mali y la República Centroafricana (RCA), donde sus fuerzas han desempeñado un gran papel en conflictos internos de larga duración.

Señaló que tanto Mali como la RCA mantienen contactos oficiales con Moscú junto a sus relaciones con Wagner, y añadió: “Varios centenares de militares trabajan en la RCA como instructores; esta labor, por supuesto, continuará».

Lavrov aseguró que la tentativa de rebelión no afectará las relaciones de Rusia con socios y amigos. Ha habido muchas llamadas al presidente (Vladimir) Putin (…) para expresarle apoyo, relató.

Los países que no son amigos de Rusia, francamente me dan igual, dijo el diplomático. Las relaciones con Occidente están destruidas, así que un episodio de más o de menos…

En el terreno, el mando castrense ruso informó que dos se sus ca-zas Su-27 interceptaron sobre el mar Negro un avión de reconocimiento RC-135 y dos cazas multipropósito Typhoon pertenecientes a la Real Fuerza Aérea del Reino Unido que se acercaban a la frontera rusa.

El presidente ucranio, Volodymir Zelenski, visitó a sus tropas cerca de Bakhmut, escenario de la batalla más intensa de la guerra y capturada hace unas semanas por Rusia en un logro atribuido en gran parte a Wagner.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow