Publicidad

Candidato de izquierda en Guatemala promete luchar contra la corrupción

Guatemala. El candidato a la presidencia de Guatemala, Bernardo Arévalo de León, quien sorpresivamente se metió el domingo pasado en la segunda vuelta electoral con el Movimiento Semilla, para enfrentar a la favorita, Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, aseguró que su campaña se enfocará en el combate a la corrupción y la cooptación política de los organismos del Estado que han deteriorado a la democracia.

El ex embajador y ex vicecanciller es hijo del ex presidente Juan José Arévalo Bermejo, quien gobernó la mitad de lo que se conoce como los Gobiernos de la Primavera, entre 1945 y 1951 –y posteriormente Jacobo Árbenz, de 1951 a 1954– para impulsar proyectos progresistas basados en la inclusión de los pueblos indígenas y el acceso a la tierra para los campesinos, pero fueron derrocados por el golpe de Estado militar.

Aún con el dedo índice manchado de tinta en señal de haber emitido su voto, Arévalo, de 66 años, habló con la agencia noticiosa Ap sobre sus planes si los guatemaltecos lo eligen como presidente el próximo 20 de agosto, día de la segunda vuelta.

Estamos reviviendo la esperanza y la convicción

Semilla, del que fue fundador en 2019, está integrado en su mayoría por jóvenes, de los que al menos 25 lograron una banca en el Congreso. Nosotros creemos que hoy se ha despertado, estamos reviviendo la esperanza y la convicción de la población, comentó.

Aseguró que de llegar a la presidencia el Ejecutivo dejará de ser ese lubricante fundamental del sistema de la corrupción que los que se mueven en busca de beneficio propio y en su lugar, liderará un gobierno que va a estar comprometido en la lucha contra la corrupción y en la recuperación de todas las instituciones.

Una de sus propuestas es que regresen al país aquellos que lucharon contra la corrupción y tuvieron que exiliarse. Durante la actual presidencia de Alejandro Giammattei unos 35 jueces, fiscales y abogados se han ido del país tras denunciar una persecución política.

A su vez promueve la creación de un Sistema Nacional Anticorrupción y advirtió que pedirá la renuncia a la fiscal general, Consuelo Porras, aliada de Giamma-ttei y sancionada por el gobierno estadunidense por obstaculizar la lucha anticorrupción y socavar la democracia.

El diplomático y doctor en sociología, que fue diputado por cuatro años, advirtió que hay dos opciones claras para la segunda vuelta: Si queremos seguir viviendo bajo el reino de la corrupción, voten por Sandra Torres. Queremos tener la posibilidad de refundar instituciones para tener un gobierno decente, voten democrático, dijo.

Arévalo agradeció los más de 600 mil votos que recibió para alcanzar el segundo lugar el domingo, con 11.8 por ciento de los sufragios frente a los 15.7 de Torres.

Prevé tiempos difíciles

Sostuvo que de llegar a la presidencia le esperan tiempos difíciles porque en la elección los guatemaltecos también dieron su voto al oficialismo y a sus aliados, que son mayoría en el Legislativo.

Sin embargo, refirió que su partido está dispuesto a hacer alianzas con quienes quieran acompañar su plan de gobierno.

“Cuando nos hemos encontrado con actores empresariales que tienen alguna duda, después de hablar muy claramente nos dicen: ‘bueno, nosotros nos sentimos muy cómodos con el planteamiento de ustedes’”, explicó.

En entrevista con el programa radial Con Criterio, adelantó que, de ganar, expandirá las relaciones con China, lo que supondría un cambio de política en el país que mantiene lazos con Taiwán, como lo han hechos otros gobiernos en Centroamérica, como Honduras, con la presidencia de Xiomara Castro.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow