Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

El Kremlin quitará a Prigozhin sus fuentes de millonarios ingresos

La Defensa rusa asumirá al menos 20 contratos del grupo Wagner en África // Estiman que el otrora protegido de Putin deberá malbaratar sus pozos petroleros y yacimientos de oro y diamantes.

Aunque las autoridades rusas cerraron la causa penal contra el magnate Yevgueni Prigozhin –parte del acuerdo que permitió abortar la rebelión del grupo de mercenarios Wagner el pasado fin de semana–, la campaña de desprestigio lanzada por el presidente Vladimir Putin contra su antiguo protegido, retomada con renovado ímpetu por la televisión pública y por los blogueros oficialistas en las redes sociales, pasó a segundo plano ayer ante las noticias que apuntan hacia la inequívoca decisión del titular del Kremlin de quitar al traidor, así definido por el mandatario ruso, todas sus fuentes de millonarios ingresos, así como medios de influencia.

Por un lado, aparte de que comenzó a desmantelarse el consorcio Konkord, cuyos contratos de suministro de alimentos al ejército le dejaban pingües ingresos, emisarios de la cancillería rusa están volando con destino a Siria, Sudán, la República Centroafricana, Malí y otros países de África.

De acuerdo con información oficial, viajan ahí para comunicar que el grupo Wagner ya no va a prestar sus servicios, pero Rusia garantiza que tendrán los instructores que necesiten, bajo otro nombre y con otro jefe. Esto se refiere a los cerca de 20 contratos que tenía el grupo Wagner en ese continente.

No es claro que va a pasar con los activos de Prigozhin en Siria y África –pozos petroleros, yacimientos de diamantes y oro, entre otros–, con un valor estimado de 25 mil 600 millones de pesos, los cuales será imposible mantener sin el respaldo oficial de Rusia. Los analistas coinciden en que el empresario caído en desgracia tendrá que venderlos a la baja a otros hombres de negocios rusos, indicados por el Kremlin.

Por el otro lado, el magnate Yuri Kovalchuk, una de las personas más cercanas a Putin, emergió ayer como el más probable comprador del grupo de medios Patriot (periódicos y sobre todo canales de noticias en Telegram y otras redes sociales) que dejó de operar hace unos días y pertenece a Prigozhin.

La influencia mediática que llegó a tener el otrora director y dueño de Grupo Wagner se basa en lo que él admitió hace tiempo como idea suya: fundar la llamada fábrica de troles, cuya sede en San Petersburgo se encargó de inundar las redes sociales con mensajes para intentar influir en las elecciones de Estados Unidos en favor de un candidato –con esas palabras lo dijo–, mediante la difusión de noticias falsas, agregaron las autoridades estadunidenses que investigaron el torrente de mensajes enviados desde Rusia.

De acuerdo con el testimonio de varios empleados que renunciaron al sentirse engañados, se contrataba a jóvenes que tenían que mandar 500 mensajes diarios a una lista de direcciones de correo, escritos en inglés, conforme a los temas que les entregaban.

La sede estaba en un edificio de varios pisos en la calle Savushkina, de San Petersburgo, y comenzó a funcionar en 2013 con mensajes masivos en favor del Kremlin en las redes sociales, en las páginas web de medios de comunicación y en sitios como YouTube.

Prigozhin negaba toda relación con la fábrica de troles hasta que en 2019, ésta se integró al consorcio de medios Patriot, presidido por él. Y su nueva joya de la desinformación empezó a llamarse Agencia Federal de Noticias (FAN, por sus siglas en ruso), así como infinidad de portales de Internet tipo Política hoy, Economía hoy, Noticias del Nevá (río de San Petersburgo), Noticias Populares, sin mencionar infinidad de canales anónimos de noticias en Telegram y hasta blogueros (antiguos empleados de la fábrica) en las redes sociales.

De la prensa rusa sabemos que, al comenzar la rebelión la noche del viernes anterior, se bloqueó el acceso a la web de la FAN y, ya en la mañana del sábado, empezaron los cateos de las oficinas del consorcio Patriot en el prestigiado centro de Negocios Lajta-2, y los investigadores confiscaron todos los servidores y otros equipos.

Al margen de quien se quede con el emporio mediático de Prigozhin, consideran los expertos consultados por el medio electrónico The Bell, fundado en Rusia por la periodista Elizabeta Osetinskaya y desde hace un tiempo proscrito ahí, será la Oficina de la Presidencia la que marque la línea editorial.

¿Y el general Surovikin?

Desde el sábado anterior, nadie ha visto al general Serguei Surovikin, comandante en jefe de las fuerzas aéreas y espaciales de Rusia y vicecomandante de la operación en Ucrania, quien mantenía una estrecha relación de simpatía recíproca con el defenestrado Prigozhin, lo que desató un tsunami de todo tipo de especulaciones: Que Surovikin sabía de la rebelión y no informó para prevenirla (versión de The New York Times, citando a fuentes anónimas del espionaje estadunidense); que está detenido en el centro de reclusión de Lefortovo (periódicos Financial Times, con base en tres fuentes anónimas, y The Moscow Times, citando a dos fuentes secretas); que no está en la cárcel, pero lo mantienen aislado en una casa de seguridad (varios blogueros oficialistas en redes sociales); que lo interrogaron y dejaron en libertad (fuentes del medio electrónico Vashniye Istorii, Historias importantes); que el vocero del Kremlin no sabe dónde está Surovikin; que se encuentra en Rostov del Don y participa en varias reuniones (agencias noticiosas rusas); que Putin lo destituyó y que no ha entrado en contacto con su familia desde hace días (Aleksei Venediktov, ex director de la emisora Ejo Moskvy), y así por el estilo.

Entretanto, ayer el canal de noticias Baza pudo hablar con la hija de Surovikin, Veronika, quien aseveró que sinceramente, nada le ha pasado a mi padre, que no está detenido y se encuentra en su lugar de trabajo.

El misil en Kramatorsk y las víctimas

Mientras Ucrania pone el acento en que el impacto de un misil de crucero en una pizzería en Kramatorsk, la noche del martes anterior, causó 12 víctimas mortales, entre ellas tres menores de edad, y 60 heridos, el Ministerio de Defensa ruso volvió a referirse ayer a ese ataque y afirmó, con dos días de retraso, que mató a dos generales y hasta 50 oficiales del ejército ucranio.

Como resultado de un ataque de alta precisión, el 27 de junio en la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donietsk, en el punto de despliegue temporal de la brigada 56 de infantería motorizada separada delejército ucranio, dos generales que participaban en una reunión con hasta 50 oficiales y no menos de 20 mercenarios extranjeros y asesores militares fueron eliminados, especificó ayer el vocero castrense, general Igor Konashenkov.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow