Publicidad

Tras el repliegue de tropas israelíes regresan miles de palestinos a Jenin

Los últimos dos días fueron los más mortíferos en Cisjordania de los pasados 20 años: Naciones Unidas

Cisjordania. Palestinos regresaron ayer a las calles del campamento de refugiados de Jenin, en Cisjordania reocupada, luego de que las fuerzas israelíes se retiraron del lugar al poner fin a una de sus más grandes operaciones en dos décadas.

Doce palestinos, incluidos niños, y un soldado israelí, murieron durante la redada de dos días en la que las fuerzas israelíes irrumpieron en el campamento a bordo de vehículos blindados, destruyendo las estrechas calles y la infraestructura en un área que Israel considera un bastión de militantes.

Al menos 140 personas resultaron heridas, incluidas 83 que fueron hospitalizadas. Mientras ocurrían los enfrentamientos armados entre las fuerzas israelíes y los militantes del campamento, otro palestino fue muerto en la ciudad cisjordana de Ramalá.

Pese a que las tropas de Tel Aviv se retiraron del terreno en Cisjordania la mañana de ayer, hubo ataques aéreos contra al menos una casa en la franja de Gaza. Israel dijo que respondió así a cohetes disparados por militantes desde ese territorio palestino, los cuales fueron interceptados con éxito.

La agencia humanitaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU) dijo a The Independent que los últimos dos días fueron los más mortíferos vividos en Cisjordania en los pasados 20 años. Trabajadores de la organización viajaron ayer al campamento para evaluar el daño a hogares e infraestructura civil.

Las fuerzas israelíes en Jenin provocaron esta semana el mayor número de palestinos heridos registrado en una sola operación desde que la ONU comenzó a documentar las víctimas en 2005, indicó Lynn Hastings, coordinadora humanitaria para Palestina.

La ONU y sus socios están en Jenin para determinar las necesidades humanitarias de los habitantes del campamento. Lo más importante por ahora es reparar las redes de suministro de agua y electricidad, así como dar techo a los que han perdido sus hogares, agregó.

Miles de personas que huyeron de la operación de 48 horas, regresaron para encontrar sus casas destruidas y montañas de escombro en los callejones. Existe la preocupación de que muchos queden desplazados de manera permanente por haber perdido sus hogares.

La ONU manifestó su alarma al informar que bulldozers militares destruyeron caminos claves y obstaculizaron el ingreso de ambulancias al campamento, que perdió el suministro de agua potable y electricidad. Algunas zonas están sin alimentos.

El ejército israelí dijo haber atacado objetivos de la infraestructura terrorista y a hombres armados en el campamento de Jenin, y aseveró que fueron encontrados escondites de los militantes, depósitos de armas y una bodega subterránea para almacenar explosivos.

Mandos castrenses afirmaron que había armas ocultas en una mezquita, en instalaciones en zonas civiles, así como en los domicilios donde los militantes planeaban sus ataques y dentro de vehículos.

En un comunicado publicado ayer en Twitter, el ejército aseguró que no hubo muertos entre los no combatientes. Naciones Unidas señaló el pasado martes que al menos tres niños palestinos figuraban entre los fallecidos.

Grupos de derechos humanos palestinos dijeron que un menor de 16 años murió de un disparo en la cabeza cuando estaba afuera del hospital Al Amal de Jenin, instalación médica que, según la ONU, fue atacada por la artillería israelí.

Dentro del campo de refugiados de Jenin, paramédicos palestinos dijeron a The Independent que la situación se calmó ahora que las fuerzas israelíes se retiraron, pero que permanecían alerta en caso de que se reanudaran lo bombardeos.

No hay soldados ahora en Jenin, pero estamos alertas en caso de que haya otro ataque, dijo Mahmoud al Saadi, director de la Media Luna Palestina en la zona.

Añadió que sus equipos han trabajado las 24 horas con los heridos, entre los que hay más de 30 niños. Hasta ahora nuestros equipos han atendido a 118 heridos, de los cuales nueve murieron.

El número de víctimas y el nivel de violencia de las últimas 24 horas fue comparable al de la segunda Intifada, hace más de dos décadas, apuntó. En esa ocasión, el campo de refugiados de Jenin también fue el punto focal de la violencia.

Fue casi como en 2002. En esta incursión usaron aviones de combate y drones, lo cual era inusual hace dos décadas, comentó Al Saadi.

Kefah Debayyah, de 33 años y residente del campo de refugiados de Jenin, explicó que él y su familia regresaron para encontrar una devastación muy extendida.

Los caminos fueron destruidos y muchas casas están dañadas; hay vidrios de las ventanas por todas partes, señaló a The Associated Press. Su casa no fue atacada, pero no tiene agua, luz ni Internet.

Wissam Bakr, quien está al frente del hospital de Jenin, relató que la mayoría de los heridos presenta disparos en la cabeza y el pecho, y que 20 personas tienen lesiones graves.

En un signo más de la violencia que se derramó sobre Jenin, un palestino estrelló su auto contra peatones en Tel Aviv, para después apuñalar a gente al azar. Dejó a 20 personas con heridas graves antes de que lo mataran de un disparo. Hamas, el grupo militante palestino que gobierna Gaza, dijo que el hombre era uno de sus miembros.

Le decimos al enemigo: el tiempo en que podían agredir a nuestro pueblo sin pagar el precio ya pasó. Hoy Jenin les enseña una lección de resistencia y tenacidad, aseveró en una declaración el líder de Hamas, Ismail Haniyeh.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, respondió a esto con el juramento de llevar a cabo más operaciones, de ser necesario, y aseguró que la redada contra Jenin no será la única.

En estos momentos completamos la misión y puedo decir que nuestra extensiva operación en Jenin no será la única. Erradicaremos el terrorismo donde quiera que lo encontremos y lo atacaremos, aseveró el premier al visitar un puesto militar en las afueras del campamento de refugiados.

Más de 140 palestinos han muerto en lo que va del año por el fuego israelí en Cisjordania, según un recuento de The Associated Press. Casi la mitad de ellos estaban afiliados a grupos militantes.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow