Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Condicionan líderes de la OTAN el ingreso de Ucrania

Zelensky: son exigencias absurdas // Reino Unido y Francia anuncian el envío de más armas al país invadido, entre ellas tanques y misiles.

Vilna. Los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) dijeron ayer en Lituania que permitirían que Ucrania se una a la alianza cuando los aliados estén de acuerdo y se cumplan las condiciones, postura que el presidente ucranio, Volodymir Zelensky, calificó antes de absurda.

El ingreso de Kiev podrá realizarse una vez que termine la guerra con Rusia, señalaron los dirigentes de la alianza.

Ratificamos que Ucrania será miembro de la OTAN y acordamos eliminar el requisito de un plan de acción para la membresía, dijo el secretario general de la alianza atlántica, Jens Stoltenberg, a la prensa, aludiendo a un paso crucial para ingresar a al bloque militar europeo que involucra asesoría y asistencia para los países que pretenden integrarse.

Esto cambiará el camino a la ­adhesión de Ucrania de dos a un solo paso, añadió Stoltenberg.

A pesar de que muchos integrantes de la OTAN han enviado armas y municiones a las fuerzas de Zelensky, no existe consenso entre los 31 aliados para admitir a Ucrania en la organización.

Zelensky arremetió contra la decisión en su camino a la cumbre anual de la OTAN en Vilna. Es algo sin precedentes y absurdo que no se fijen plazos para la invitación ni para la membresía de Ucrania, tuiteó Zelensky. “Al mismo tiempo, la redacción ambigua sobre las ‘condiciones’ siquiera para invitar a Ucrania. Parece que no existe la disposición de invitar a Ucrania a la OTAN o hacerla miembro de la alianza”.

El ingreso a la OTAN brindaría a Ucrania protección ante un vecino gigante que se anexó su península de Crimea hace casi una década y más recientemente tomó grandes franjas de territorio en el este y sur del país. Sumarse a la OTAN también obligaría a Kiev a reformar sus instituciones de seguridad, mejorar su gestión pública y acotar la corrupción, lo que facilitaría su ingreso a la Unión Europea.

Al preguntarle sobre las inquietudes de Zelensky, Stoltenberg respondió que lo más importante por ahora es garantizar que su país gane la guerra, porque a menos que Ucrania se imponga, no se puede discutir ninguna membresía. Las críticas de Zelensky podrían revivir las tensiones en la cumbre después de que fue escenario de muestras de buena voluntad con el acuerdo de Turquía de impulsar la candidatura de Suecia a la OTAN. Los aliados esperan establecer un plan claro para la alianza y su apoyo a Ucrania.

Hoy empecé mi viaje creyendo en soluciones, creyendo en socios fuertes, creyendo en la OTAN (…) en una OTAN que no titubea, que no pierde el tiempo y que no ve sobre su hombro a cualquier agresor, declaró Zelensky. Me gustaría que esta fe se convirtiera en confianza, confianza en las decisiones que merecemos, todos nosotros, cada soldado, cada ciudadano, cada madre, cada niño, puntualizó. ¿Es mucho pedir?, añadió.

Marcadas divisiones

Dentro de la alianza han surgido marcadas divisiones en torno al deseo de Ucrania de ingresar a la OTAN, lo que se le prometió en 2008 a pesar de que se dieron pocos pasos hacia ese objetivo.

Además, los países bálticos –incluida Lituania, sede de la cumbre– han impulsado una sólida muestra de apoyo y el establecimiento de un plan claro para el ingreso de Ucrania. Sin embargo, Estados Unidos y Alemania pidieron cautela. Biden declaró el fin de semana que Ucrania no estaba lista para ingresar. Dijo a CNN que debe conluir la guerra, ya que integrar a Ucrania ahora llevaría a todos los aliados a una confrontación bélica con Rusia.

Los mandatarios de la OTAN decidieron lanzar una serie de programas multianuales para modernizar el equipo y la doctrina militar de Ucrania, que datan de la era soviética, para que el país pueda operar plenamente con la alianza.

Reino Unido anunció un paquete de 64.7 millones de dólares para un centro de rehabilitación militar, reparación de equipo y miles de municiones extras para los tanques Challenger 2 y más de 70 vehículos de combate.

Francia informó que enviará misiles crucero de largo alcance con un rango de 250 kilómetros al país invadido y Alemania prometió un nuevo paquete de ayuda por 700 millones de euros que incluirá dos sistemas de misiles tierra-aire de largo alcance Patriot y más tanques y vehículos de tierra.

En tanto, una coalición de 11 naciones empezarán a entrenar a pilotos ucranios para volar jets F-16 en agosto en Dinamarca y un centro de entrenamiento se establecerá en Rumania, informó el diario The Independent.

Por otra parte, los países miembros de la alianza acordaron destinar por lo menos 2 por ciento de su producto interno bruto a la defensa, anunció Stoltenberg.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

 

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow