Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Checo asegura que recuperó la confianza al mando de Red Bull

De cara al Gran Premio de Bélgica que comienza hoy con alerta de lluvias el fin de semana y los riesgos que implica correr sobre mojado, Sergio Pérez afirmó que está en un buen lugar después de que el accidente de clasificación de Mónaco le hizo perder algo de confianza al mando de su Red Bull.

Pérez llegó al Gran Premio del Principado en mayo después de haber ganado dos de las primeras cinco carreras para comenzar el año y se sentó cómodamente en el segundo lugar en el campeonato de pilotos, con 87 puntos, sólo seis unidades detrás de su compañero de equipo, el holandés Max Verstappen.

Sin embargo, desde aquel acci-dente en Montecarlo, no logró llegar a la tercera fase de calificación en cuatro de las cinco carreras recientes, después la alcanzó la semana pasada en Hungría, y terminó en el podio dos veces: tercer lugar en Austria y Hungría. Como resultado, ahora está a 110 puntos de Versta-ppen en la clasificación general.

En conferencia antes del Gran Premio de Bélgica, se le preguntó a Pérez si su bajo rendimiento se debió a pensar demasiado en el descenso de su rendimiento: Ciertamente, después de Mónaco perdí algo de confianza con el auto por la forma en que ocurrió mi accidente, y eso me hizo retroceder. Trabajo en mi proceso sicológico, y aparte de eso, así es el deporte. Tienes buenos y malos momentos, pero siempre que estás en Red Bull, la presión es mucho mayor en ese sentido, indicó Checo.

Una mala sesión y tienes que responder preguntas sobre tu futuro de inmediato. Es así, pero por suerte ahora estoy en un buen lugar. Tengo que concentrarme, disfrutar mi trabajo y el fin de semana.

Admitió que durante su carrera de 12 años en la Fórmula 1 había experimentado temporadas de altibajos como la actual. Operamos en detalles tan pequeños que a veces si no es perfecto todo, puede significar estar en el podio o fuera de los puntos. Pero obviamente es algo que la gente en casa realmente no entiende tanto.

Antes de la jornada de este viernes, que tendrá un primer ensayo y la calificación rumbo a la carrera Sprint del sábado, se respiraba cierta tensión en el legendario autódromo de Spa-Francorchamps debido a los pronósticos de lluvia para la fecha 13 del campeonato de F1, sobre todo tras la reciente muerte del joven holandés Dilano van’t Hoff, de 19 años, ocurrida durante una carrera bajo lluvia de la Fórmula Regional Europea el 1º de julio.

Sin embargo, los pilotos manifestaron su confianza en que los comisarios de la Federación Internacional de Automovilismo tomarán las mejores decisiones de aperturas de pista y controles de carrera para resguardar su seguridad.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow