Publicidad

Arrestados, seis colombianos por asesinato de Villavicencio

Rafael Correa asegura que el crimen organizado ha infiltrado al Estado // Otro detenido murió en la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía General.

Quito. Ecuador amaneció ayer militarizado tras el asesinato del candidato presidencial centrista Fernando Villavicencio, hecho que llevó al gobierno a declarar estado de emergencia nacional, en una jornada en la que la policía informó que un sospechoso muerto y otros seis arrestados por el crimen son colombianos, mientras se busca a los autores intelectuales.

El presidente Guillermo Lasso anunció en la red social X (antes Twitter) que el crimen del candidato será investigado por la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), la cual aceptó nuestra petición y en las próximas horas una delegación estadunidense llegará al país.

En las primeras horas de ayer, el Ejecutivo decretó tres días de luto nacional e impuso el estado de excepción por 60 días, el cual limita los derechos ciudadanos en tanto que efectivos militares se movilizan por diferentes puntos del territorio nacional.

En una rueda de prensa junto con la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, Lasso ratificó ayer que se mantienen los comicios previstos para el próximo día 20.

Ante la pérdida de un demócrata y un luchador, las elecciones no se suspenden; al contrario, éstas se tienen que realizar y la democracia se tiene que fortalecer, afirmó.

El ministro de Defensa, Luis Lara, declaró que desplegarán efectivos en todos los rincones del país para proteger a la ciudadanía hasta después de los comicios.

A excepción de Luisa González, la candidata afín al ex presidente Rafael Correa, la mayoría de los aspirantes presidenciales suspendieron sus campañas de cara a los comicios. Dos de los aspirantes con mayor preferencia del electorado, el ex vicepresidente Otto Sonnenholzner y el indígena Yaku Pérez, anunciaron que suspenderán cualquier evento masivo para no arriesgar la seguridad de las personas.

La esposa de Villavicencio, Verónica Sarauz, publicó en la red social X que a su marido lo asesinaron porque fue el único que se enfrentó a las mafias políticas y a los narcotraficantes de este país. Criticó el operativo de seguridad y dijo que su cónyuge debió haber sido sacado por la puerta trasera del colegio donde tuvo su último mitin.

Según Luis Fernández, representante legal de la familia Villavicencio, el candidato tenía 97 por ciento de riesgo de sufrir un atentado y criticó que no hubo seguridad adecuada, informó el noticiero de Ecuavisa.

Recientemente, Villavicencio acusó que Fito, líder de Los Choneros ligado al cártel de Sinaloa, lo amenazó, y denunció vínculos entre políticos y narcotraficantes.

El ministro del Interior, Juan Zapata, precisó que el hombre que fue aprehendido por el asesinato de Villavicencio y que luego murió en la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía General del Estado, en Quito, pues resultó herido durante el cruce de balas durante el atentado, fue detenido el 17 de junio por tenencia y portación ilegal de armas, pero estaba libre tras recibir medidas alternativas a la prisión preventiva.

Informó que en el sur de la capital fueron arrestados otros seis extranjeros, dos de ellos plenamente identificados en la escena del crimen, y agentes de policía incautaron un fusil, una subametralladora, cuatro pistolas, tres granadas, cargadores de fusil, cuatro cajas de municiones, tres motocicletas y un vehículo reportado como robado.

Sobre los otros seis, son colombianos y pertenecen a grupos de la delincuencia organizada, indicó Zapata. Estos fueron detenidos en Conocoto, en el sur deQuito. Los detenidos son: Adey Fernando G. G. y Jules Osmin C. A, quienes ya tenían una orden de captura, así como Andrés Manuel M. O., José Neider L. H., Camilo Andrés R. R. y Jhon Gregore R. G.

En este contexto, se viralizó un video en redes sociales que muestra a sujetos vestidos de negro y encapuchados, quienes se identificaron como integrantes del grupo criminal Los Lobos, en el que reivindicaron el asesinato de Villavicencio y amenazaron a los otros candidatos presidenciales. Las autoridades no respondieron a preguntas de Reuters sobre el video.

Más tarde, apareció en redes sociales otro video, en el que hombres vestidos de blanco y mostrando sus rostros aseguraron pertenecer a Los Lobos, se deslindaron del video de los encapuchados y rechazaron cualquier implicación en el crimen, y dijeron que no asesinan a integrantes del gobierno y civiles.

Villavicencio, de 59 años de edad y quien se caracterizó por denunciar presuntos actos de corrupción, fue acribillado antier al término de un acto proselitista al salir por la puerta principal de un colegio del norte capitalino.

Seguidores de su Movimiento Construye se volcaron a las calles en las principales ciudades del país la noche del miércoles al grito de ¡Correa asesino!, en alusión al ex mandatario, quien fue sentenciado a ocho años de prisión tras denuncias de corrupción formuladas como periodista por Villavicencio, en uno de los casos más emblemático del lawfare (persecución judicial) en la región.

Además, la hermana de Villavicencio, Alexandra, acusó al ex mandatario Correa y a sus bandas delincuenciales, reportó el noticiero digital Okdiario.

Entre las últimas acusaciones públicas que hizo Villavicencio está la denuncia, el martes pasado, ante la fiscalía sobre la presunta concesión irregular de 21 campos petrolíferos durante el gobierno de Correa, y antier, pocas horas antes de ser asesinado, señaló que las mafias tenían vínculos con la fuerza pública.

Correa declaró que el crimen organizado ha infiltrado el Estado, tanto el gobierno, como el sistema judicial, como política en general y también a la fuerza pública, y al cuestionar la escasa seguridad del ultimado político, destacó que ni siquiera tenía vehículo blindado.

Analistas compararon el asesinato de Villavicencio con el del presidente haitiano Jovenel Möise, perpetrado por mercenarios colombianos el 7 de julio de 2021.

Los restos de Villavicencio fueron trasladados a una funeraria del norte de Quito, donde sólo tuvo acceso su familia.

Villavicencio aparecía segundo en la intención de voto con 13.2 por ciento para los comicios, detrás de Luisa González (26.6), según la más reciente encuesta de la empresa privada Cedatos. El CNE informó que su remplazo podrá ser anunciado por el Movimiento Construye antes de la votación. Informó que las papeletas ya están impresas y no se cambiarán, pero los votos que se marquen para él se endosarían al nuevo abanderado del movimiento.

Con este crimen ya son siete candidatos o autoridades en funciones acribillados este año en el país sudamericano.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow