Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Fichan a Donald Trump en una cárcel de Georgia; sale bajo fianza

Enfrenta 13 cargos, incluido el de delincuencia organizada, por interferir en las elecciones de 2020.

Atlanta. Donald Trump fue arrestado ayer en Georgia y fichado por cargos criminales, acusado de intentar detener y revertir los resultados en la elección presidencial de 2020 en este sureño estado, un proceso que sólo tomó 20 minutos, pero produjo un hecho histórico en Estados Unidos: la primera foto en un proceso judicial de un ex mandatario.

Se convirtió en el preso P01135809 en la cárcel de Fulton.

Trump, de 77 años, complementó su fichaje proporcionando sus datos físicos: 1.90 metros, 98 kilos, cabello fresa o rubio.

La foto, ampliamente difundida por las autoridades a los medios de comunicación y en redes sociales, muestra al magnate vestido con un traje azul marino y corbata roja, con el ceño fruncido mientras mira a la cámara.

Por primera vez, un ex presidente de Estados Unidos fue fotografiado bajo arresto, en el tipo de imagen que suele relacionarse con narcotraficantes o conductores en estado de ebriedad. Los signos del poder quedaron eliminados, por una fracción de segundo, señaló Ap.

El resultado: una imagen eterna que aparecerá en los libros de historia mucho después de que Donald Trump se haya ido. Por siempre será parte de la iconografía de haber vivido en esta época, dijo Marty Kaplan, profesor de la Facultad Annenberg de Comunicaciones de la Universidad del Sur de California.

Por encima de su hombro derecho se añadió de forma digital el logotipo de la policía del condado.

Algunos de los otros 18 coacusados en el caso en Georgia sonrieron para sus fotos de policiales, como si estuvieran posando para un anuario. Trump no. Su rebeldía es palpable, como si estuviera viendo a un enemigo a través de la lente.

Más allá de que Trump, como todos, es inocente hasta que se demuestre lo contrario en un tribunal, la foto al ser fichado, y todo lo que representa, trae consigo un impacto emocional y cultural, destacó Ap.

El magnate aterrizó en Atlanta después de las 19 horas y fue conducido con su equipo de abogados bajo un fuerte dispositivo de seguridad a la prisión, frente a la cual seguidores se empujaban para ver cómo llegaba y salía.

Trump fue liberado con una fianza de 200 mil dólares y se dirigió al aeropuerto para tomar su vuelo de regreso, en su avión privado, a su club de golf de Nueva Jersey, mostrando un pulgar hacia arriba a través de la ventana de su vehículo deportivo mientras partía.

El magnate enfrenta, en este caso en Georgia, 13 cargos por delitos graves, incluido el de crimen organizado, que generalmente se imputa a mafiosos, por presionar a funcionarios estatales para revertir su derrota en las urnas y crear una lista ilegítima de votantes para socavar la certificación formal del Congreso de la victoria de Joe Biden en los comicios presidenciales de 2020.

En declaraciones a los periodistas después de su breve visita a la cárcel, Trump, el favorito para la nominación presidencial republicana de 2024, dijo que era un día muy triste para Estados Unidos, y acusó a sus oponentes demócratas de interferencia electoral.

Antes de abordar su avión privado, en el aeropuerto Hartsfield-Jackson, aseguró. Pensé que eran unas elecciones amañadas y robadas. Lo que ha ocurrido aquí es una parodia de la justicia. No hice nada malo, y todo el mundo lo sabe, informó Politico en su portal.

La acusación del condado de Fulton es el cuarto caso penal contra el empresario desde marzo pasado, cuando se convirtió en el primer ex mandatario estadunidense en ser sometido a proceso penal.

Desde entonces, ha enfrentado cargos federales en Florida y Washington, y este mes fue acusado formalmente en Atlanta junto con 18 personas, incluido su ex jefe de gabinete, Mark Meadows, y el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, bajo un estatuto de extorsión, delito asociado con frecuencia a pandilleros y crimen organizado.

Giuliani compareció como acusado y posó para la fotografía policial. Meadows, que había tratado de evitar el arresto y llevar el caso a un tribunal federal, acudió ayer ante el juez. La fianza se fijó en 100 mil dólares. La fiscal de distrito Fani Willis dio a todos los acusados hasta la tarde de hoy para entregarse en lacárcel del condado.

Con este suceso, Trump regresó ayer, después del 8 de enero de 2021, a la red social X, antes Twitter. Publicó la foto de su ficha sin incluir el sello policial de Fulton, para hacer llamados de donación a su campaña. En el mensaje incluyó la oración: ¡Interferencia electoral. Nunca te rindas!, y acumuló miles de reacciones.

Así, recuperó el acceso directo al público en la plataforma que lo vetó tras el intento de golpe de Estado con el asalto de sus seguidores al Capitolio, el 6 de enero de 2021.

En su página en Internet aseveró: Hoy, en la cárcel violenta del condado de Fulton, Georgia, fui ARRESTADO a pesar de no haber cometido NINGÚN CRIMEN.

Los encargados de la campaña de relección del ex presidente anunciaron en un correo electrónico, 90 minutos después del fichaje, que darían una camiseta de algodón gratis con la foto policial de Trump impresa en ella, que incluiría la frase Nunca te rindas, a cambio de una donación de 47 dólares, indicó el sitio digital Daily Beast.

En otras páginas de Internet, la camiseta con la icónica foto se cotizaba a partir de 34 dólares.

Laura Loomer, ex candidata republicana al Congreso que se mezcló con otros partidarios de Trump que lo esperaban fuera de la cárcel, se refirió a la foto policial y dijo: “Queremos ponerla en una camiseta. Se difundirá por todo el mundo. Será una imagen más popular que la Mona Lisa”.

La entrega de Trump a las autoridades policiales se ha convertido en una rutina en la temporada electoral de una manera que contradice el espectáculo con la imagen de un ex presidente, y actual aspirante a la Casa Blanca, acusado de cargos criminales. En sus otros arrestos había sido disculpado de posar para la ficha policial, pero esta vez fue tratado como cualquier persona.

Su visita a Atlanta fue notablemente diferente de las tres entregas ante la autoridad anteriores, ya que se desarrolló de noche y requirió que visitara una cárcel plagada de problemas, en lugar de un tribunal. No ocurrió en un bastión liberal como Nueva York o Washington, sino más bien en el corazón de un estado en disputa considerado vital para la carrera presidencial del siguiente año.

Lejos de perjudicar su candidatura a la nominación del Partido Republicano, los cuatro casos presentados en su contra sólo han reforzado su posición. Ostenta una importante ventaja en las encuestas en la carrera republicana para desafiar al presidente demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2024, y acusa que es víctima de una cacería de brujas y de los comunistas y marxistas.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow