Publicidad

México podría revelar todas las grabaciones sobre caso Ayotzinapa

La polémica por Ayotzinapa crece porque queda un año para que López Obrador cumpla su promesa de resolver el caso durante su Gobierno.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que su Gobierno tiene todas las grabaciones de las conversaciones privadas del cártel Guerreros Unidos relacionadas con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014 y está a favor de difundirlas.

El gobernante mexicano se refirió así a la información publicada por el periódico Milenio, que reveló la intención del Departamento de Justicia de Estados Unidos de integrar las conversaciones obtenidas de Blackberrys a la carpeta de investigación sobre el trasiego de drogas que realizaba este grupo.

 

 

Esto como parte del proceso abierto que lleva ese país contra Adán Zenén Casarrubias Salgado, alias El Tomatito, líder de la organización Guerreros Unidos.

 

López Obrador afirmó además que su Gobierno tiene “desde hace tiempo” toda la información sobre las grabaciones con las que cuenta Estados Unidos sobre el caso, pues las solicitó desde hace dos años a la vicepresidenta, Kamala Harris.

 

Y reiteró que “si no hay problema con los padres, claro que se dan a conocer todas”.

 

Señaló que todo esto se informará a los padres de los jóvenes en su próxima reunión, que podría ser este martes o miércoles.

Sin embargo, destacó que las grabaciones han servido para “fundar denuncias” contra presuntos responsables de la desaparición de los jóvenes y “se han utilizado en el juicio”.

 

Reconoció que se pensaba que existían otras grabaciones, pero Gobierno estadounidense negó que hubiera más.

 

“Se suponía que faltaban porque habían clasificado grabación 1, 2. Luego nos mandaron la 5 y la 6. Entonces se preguntó qué pasaba con la 3 y la 4 y nos contestaron: no existen”, dijo.

 

La polémica por Ayotzinapa crece porque queda un año para que López Obrador cumpla su promesa de resolver el caso durante su Gobierno, que concluyó el año pasado que fue un “crimen de Estado” en el que participaron autoridades de todos los niveles, incluyendo las Fuerzas Armadas.

 

El Gobierno de López Obrador ha desmentido la polémica versión del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), la llamada “verdad histórica”, que sostenía que policías corruptos detuvieron a los estudiantes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en el basurero de Cocula.

 

Con información de EFE

 

Fuente: López Dóriga Digital

Foto: López Dóriga Digital

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow