Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Premian a J. A. Bayona en Sitges por su cinta La sociedad de la nieve

Sitges. El director J.A. Bayona presentó ayer en el Sitges Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya la película La sociedad de la nieve, elegida para representar a España en los premios Óscar. En rueda de prensa, aseguró: siempre he defendido este género como una manera más verdadera de contar la realidad.

La sociedad de la nieve, que se proyectó fuera de concurso en el festival, se estrenará en cines en diciembre y llegará a Netflix el 4 de enero, revisita el caso real de un equipo uruguayo de rugby cuyo avión se estrelló en los Andes en 1972 cuando se dirigía a Chile. Muestra la situación de los supervivientes en unas condiciones climáticas extremas.

Bayona explicó que cuando se reunió con los supervivientes tuvo la sensación de que ellos querían que la película se hiciera más que incluso él –un proyecto que diseña desde hace una década–, y consideró que una de las razones puede ser que en esta versión también se da voz a los muertos.

En la función para las familias de los supervivientes y desaparecidos, el director señaló que a través del proceso de inmersión, empatía y encontrar la verdad que plantea el filme hizo que mucha gente tras 50 años entendiera al otro. Es muy importante en el cine meterse en la piel del otro.

En torno al canibalismo al que tuvieron que recurrir los supervivientes, sostuvo que no fue el tema que le impactó más al leer el libro de Vierci y que buscó la mejor manera para acercarse. Destacó que a él lo que más le impresionó es lo grande que es la historia en todos los sentidos.

Filmaron muchas escenas –cifra en 600 las horas rodadas en la película–, pero contó que las más escabrosas sacaban de la narrativa, aunque en todo momento la intención fue no dulcificar la historia.

Rodaron como cortaban o rasgaban el calcio de los huesos, pero en el montaje fue cayendo, porque la película iba en una dirección y eso era irse por las ramas.

Bayona habló con el sicólogo que entrevistó a los supervivientes tras el rescate, quien le dijo que lo que hiceron fue bloquear una parte de su cerebro y que las imágenes que describieron eran más fuertes que las que aparecían en los libros.

Lectura espiritual del acto de entrega

Precisó que, pese a que los personajes reales eran muy religiosos, buscó una forma de contar la historia de forma inclusiva, haciendo una lectura espiritual del acto de entrega.

El director subrayó que quiso rodar la película en castellano desde el primer momento porque era importante para el contexto sociocultural, con actores locales poco conocidos. Añadió que tiene un presupuesto medio de un filme de Hollywood.

El mercado en el que vivimos hoy día no permite rodar las películas de presupuesto medio de Hollywood en español, resaltó Bayona.

Informó que Netflix permitió que se hiciera en ese idioma. Con la plataforma acordó que el filme también tuviera una exhibición cinematográfica.

Bayona contó que se hizo un casting con caras conocidas pero el tono de la película se iba a otro lado. Indicó que la dificultad de la elección por la pandemia, con cuarentenas en hoteles para hacer la prueba, hizo que se creara un vínculo que se observa en la pantalla entre los actores.

El rodaje se llevó a cabo en Sierra Nevada (Andalucía, España), Montevideo (Uruguay) y en distintas locaciones de los Andes, tanto en Chile como en Argentina, incluyendo El Valle de las Lágrimas, sitio real donde sucedió la historia.

El director barcelonés recibió ayer, antes de la proyección de la película, uno de los premios Máquina del Tiempo del festival, certamen que ha definido como muy especial y en el que ha vivido grandes momentos de su vida.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow