Publicidad

Asesina Israel a 5 jóvenes más en una nueva serie de redadas en Cisjordania

Intercambian acusaciones de genocidio en foro de la ONU

Ramalá. El ejército israelí asesinó ayer a cinco jóvenes en el marco de una nueva redada en el norte de Cisjordania reocupada, lo que elevó a más de 255 el número de palestinos abatidos en ese territorio palestino desde que comenzó la guerra, el pasado 7 de octubre.

A su vez, el presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, reiteró su rechazo a los planes de Israel para separar, ocupar, desconectar o aislar cualquier parte de la franja de Gaza, al tiempo que las delegaciones de Palestina e Israel intercambiaron acusaciones de genocidio en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en vísperas del aniversario del tratado que realzó la barbarie del Holocausto.

Los asesinatos tuvieron lugar en las ciudades cisjordanas de Sair, Qalqilya y en el campo de refugiados de Qalandia. Según autoridades palestinas, los cadáveres fueron confiscados por las fuerzas israelíes. La noche terminó, además, con 26 heridos por armas de fuego, bolas de metal forradas con goma y palizas, además de alrededor de 30 arrestos.

El ejército de Israel informó en su página web que dos de los fallecidos estuvieron detrás de varios ataques contra sus militares en el área, e identificó a uno de ellos como Alaa Nazal, supuestamente jefe de un escuadrón armado.

Autoridades israelíes iniciaron la evacuación y demolición de un asentamiento cerca de Hebrón, recién levantado por sus colonos, sin siquiera contar con permiso de su gobierno. Todos los asentamientos israelíes en Cisjordania son ilegales según el derecho internacional, pero las autoridades de Israel diferencian si les dan permiso o no.

Riesgo de ebullición

Antonio Guterres, secretario general de la ONU, advirtió en días pasados que hay un riesgo de ebullición en la Cisjordania reocupada, incluida Jerusalén, donde es notorio el repunte de la violencia.

En conversación telefónica con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, señaló que toda la franja de Gaza es una parte integral del Estado palestino y que debe respetarse su cohesión.

Abbas también instó a aumentar, de manera urgente, la entrada de ayuda humanitaria, suministros médicos y alimentos, agua potable, electricidad y combustible a la franja, así como la asistencia para que los hospitales puedan reanudar tratamientos y operaciones.

Yeela Cytrin, consejera jurídica de la misión israelí en Ginebra, declaró ante los diplomáticos reunidos en la sede europea de Naciones Unidas, que los ataques de Hamas el 7 de octubre estuvieron motivados por una ideología genocida.

La representante palestina Dima Asfour afirmó, por su parte, que la catástrofe de origen humana resultante de los bombardeos masivos y la ofensiva terrestre del ejército israelí en la franja de Gaza son un caso de genocidio de manual.

Las acusaciones recíprocas se produjeron en vísperas del 75 aniversario de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de la ONU, adoptada el 9 de diciembre de 1948, primer tratado de derechos humanos de su historia, anterior a la Declaración Universal de Derechos Humanos, y que puso en relieve el horror del Holocausto.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow