Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

Leo Messi logró lo impensable: convertir EU en país futbolero

Los Ángeles. Hace décadas el futbol parecía una extravagancia en Estados Unidos. Hoy, Lionel Messi fue elegido el Deportista del Año por la revista Time, en reconocimiento al impacto sin precedente de su llegada a ese país.

Messi consiguió lo que antes parecía imposible: convertir a Estados Unidos en un país futbolístico, señaló la publicación, que le dedica la portada y un artículo para el que fueron entrevistadas figuras como el propio capitán albiceleste y David Beckham.

Messi, ganador de ocho Balones de Oro, provocó un terremoto al anunciar en junio que abandonaba el futbol europeo para continuar su carrera en el Inter de Mia-mi, la franquicia copropiedad de Beckham, que entonces ocupaba la última plaza de la MLS.

A los 36 años, tras dos décadas de una carrera sin paralelo, Leo proporcionó un estímulo singular al futbol en Estados Unidos. La asistencia, el precio de las entradas, la venta de artículos y la audiencia se dispararon. Sus partidos adquirieron el cariz de un renacimien-to religioso, describió.

La llegada de Messi, precisa la revista, provocó un aumento de 40 por ciento de la asistencia a los partidos del Inter y se convirtió también en un fenómeno fuera de casa, donde llegó a atraer a más de 62 mil espectadores a la cancha del Chicago Fire.

Por razones que han sido discutidas durante décadas (pocas anotaciones, no tan violento como el futbol americano o diver-tido como el basquetbol, su estatus de importación extranjera), Es-tados Unidos, el mercado deportivo más lucrativo del mundo, nunca había abrazado plenamente el deporte rey, recordó Time.

Recientemente, sin embargo, el deporte ha experimentado un crecimiento impresionante, y con Estados Unidos como sede de tres grandes torneos internacionales en los próximos tres años (la Copa América en 2024, el Mundial de Clubes de la FIFA en 2025 y el más grandioso de todos ellos, el Mundial, en 2026), es seguro que atraerá aún a más aficionados, apuntó.

En la MLS, Messi no pudo replicar el éxito de la Leagues Cup, ya que sufrió problemas físicos que le impidieron ayudar al Inter a clasificar a los playoffs. Pero lo que no pudo anticiparse era la reacción tan desproporcionada que generaría su fichaje.

La verdad es que, por suerte, tenía varias opciones sobre la mesa que eran interesantes, y tuve que analizarlas y pensarlas, incluso sopesarlas con mi familia antes de tomar la decisión final de venir a Miami, dijo el rosarino a Time. “Mi primera opción era volver a Barcelona, pero no fue posible. Intenté regresar y no se dio.

«También es verdad que luego estuve pensando mucho en ir a la liga saudita, donde conozco el país y han creado una competición muy potente que puede convertirse en un torneo importante en un futuro próximo”, explicó. Como embajador turístico del país, era un destino que me atraía.

Al final era Arabia Saudita o la MLS, y ambas opciones me parecían muy interesantes, resumió.

El fichaje del argentino, el mayor de la historia de la MLS, transformó por completo al Inter de Miami y lo catapultó para conseguir el primer título de su historia, la Leagues Cup, en la que brilló con 10 goles en siete partidos.

Varios de esos tantos parecían escritos en un guion de Hollywood, como el tiro libre que dio el triunfo a Miami en el tiempo de compensación de su debut ante Cruz Azul, ante el asombro de celebridades como LeBron James y Serena Williams y la emoción hasta las lágrimas del propio Beckham.

“Recuerdo que me subí al auto de vuelta y le dije a Victoria: ‘Ni siquiera estoy seguro de poder manejar hasta casa’”, explicó el ex capitán inglés a TimeNo podría haberlo escrito mejor. Fue por la MLS y por Estados Unidos. Era por el futuro del futbol.

 

Fuente: La Jornada

Foto: La Jornada

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow