Slider
Publicidad
Slider

Steelers rompe sequía y derrota a los Ravens.

John Harbaugh fue por la victoria. La apuesta fue costosa para los Ravens de Baltimore y mantuvo a los Steelers de Pittsburgh en la pelea por el título de la División Norte de la Conferencia Americana.

Pittsburgh venció 20-19 a Baltimore, frenando un intento de conversión de dos puntos luego que el pase de touchdown de Lamar Jackson a Sammy Watkins colocó a los Ravens a un punto con 12 segundos restantes.

El lugar de apoyarse en el pateador estelar Justin Tucker para un punto extra casi automático de 35 yardas, los Ravens (8-4) fueron por el nocaut. Sin embargo, el tight end Mark Andrews no pudo quedarse con el lance de Jackson. Los Steelers (6-5-1) recuperaron el despeje corto para sellar el triunfo.

Pittsburgh puso fin a una racha de tres juegos sin ganar con la remontada en un cuarto periodo orquestada por Ben Roethlisberger.

El quarterback de 39 años lanzó para 236 yardas y dos touchdowns en la segunda mitad a Diontae Johnson, el último de ellos una atrapada y escapada de cinco yardas a 1:48 minutos del final que dio a los Steelers una ventaja de 20-13.

Parecía ser suficiente.

Jackson guió a los Ravens en una serie de 60 yardas y ocho jugadas, las últimas seis yardas en una atrapada de Watkins al fondo de la zona de anotación. La ofensiva permaneció en la cancha para la conversión de dos puntos, optando por jugarse el todo por el todo en vez de empatar luego que Pittsburgh, sorprendido, pidió tiempo fuera para reorganizarse.

Los Steelers presionaron a Jackson —algo que hizo durante más de tres horas— y su pase apresurado a Andrews fue demasiado adelantado.

Fuente: El Universal.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider