Slider
Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider

¡No hay boda! Anillo de Zendaya fue un regalo que se hizo ella misma.

El amor que Tom Holland le tiene a Zendaya es incuestionable. Fue una gran noticia cuando decidieron compartir públicamente que tenían un romance y ahora vemos como el actor no tiene ningún problema en detener una entrevista, durante una alfombra roja, para poder contemplar a su novia llegar, siempre con looks de infarto.

Hoy, ya con su más reciente filme triunfando en la cartelera del mundo entero, Spider-Man: No Way Home, la actriz está más relajada y ha podido tomar una gran decisión: cambiar de imagen; así lo descubrimos en su más reciente publicación de Instagram, en la que podemos ver una gran transformación.

Optó por una verdadera apariencia a lo Mary Jane Watson, con su pelo más corto y con tinte rojo, que le va muy bien, luego de haber traído su melena larga y marrón, durante su extensa gira de prensa. «Era hora de un cambio», escribió Zendaya en la publicación, en la que etiquetó a la autora del makeover, la colorista Sarah Shears de One Eleven Lounge.

Pero algo causó aún un revuelo mayor, en su foto Zendaya dejó ver el espectacular anillo de diamante amarillo de Bvlgari, casa de la que fue nombrada embajadora, lo que inmediatamente generó la especulación más obvia: que Tom se había decidido por fin y que le habría pop the question.

Pero tranquilos, nada más lejos de la realidad, ya desde septiembre, para los que no se acuerdan, habíamos visto la deslumbrante joya en el dedo de la protagonista de Euphoria y no, en aquel momento tampoco se trató de que Holland le haya propuesto matrimonio, fue algo más en la temática girl empowerment.

La historia es cool porque Zendaya reveló que hizo uso de su «pequeño descuento para empleados» de Bvlgari para poderse comprar esta icónica pieza del joyero y para el que tiene planes muy establecidos ya: será una especie de reliquia familiar que quiere que llegue, en su momento, a sus futuros nietos.

«Este es mi derroche, mi regalo. Tengo un pequeño descuento para empleados (risas)… Se siente como si fuera una reliquia, como si algún día pudiera dárselo a mis nietos», explicó la joven de 25 años. Y claro que será una valiosa herencia algún día, si tomamos en cuenta la dedicación que Bvlgari puso en la pieza.

El anillo está engastado en platino y oro amarillo de 18 quilates. El diamante amarillo canario de talla cojín, de 8 quilates, está flanqueado por dos diamantes bala en cada lado. En resumen, es impresionante. Lo que amamos aún más es que Zendaya lo eligió para sí misma y lo atesora como algo que transmitirá a las generaciones futuras.

Habrá que decir que la euforia porque se tratará de una sortija que fuera el siguiente paso en la relación de la pareja se vio más alimentada por la reciente declaración que Holland dio, de que espera pronto comenzar a formar su propia familia. Pero esta es una historia aún mejor; de una mujer consintiéndose y cumpliendo sus sueños, sin que nadie lo haga por ella.

Fuente: Quién.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider