Slider
Publicidad
Slider

Donovan Carrillo, fabulosa posibilidad de llegar a la final en Pekín: Pruneda.

Animados y con ilusiones en una época marcada por la pandemia acudirán los mexicanos a los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, donde las esperanzas están en Donovan Carrillo, el único competidor en patinaje artístico sobre hielo de clase mundial que debutará en la justa china dentro de un mes.

“Ha estado patinando muy bien en los torneos internacionales y esperemos que haga un buen papel”, sostuvo Carlos Pruneda, jefe de misión y presidente de la Federación Mexicana de Ski, vía telefónica desde Bulgaria, ante la sorprendente trayectoria del jalisciense que ha escrito su propia historia; “si llega a la final será fabuloso”, añade con entusiasmo.

La presencia del patinador de 22 años en la capital china rompe un ayuno de tres décadas desde las participaciones de Ricardo Olavarrieta y Mayda Navarro en Albertville 1992, en esta especialidad.

En Pekín 2022, que tendrá por décima vez representación tricolor en justas invernales, Carrillo Suazo es la carta fuerte; “irá paso a paso porque le veo mucho futuro”, señala Pruneda, quien fue competidor olímpico en la prueba de ski alpino.

Sobre la disciplina que mejor ma-neja, precisó el federativo, podrían sumarse más esquiadores una vez que termine el proceso selectivo el 17 de este mes, ya que hasta el momento Sarah Schleper y Rodolfo Dickson tienen el boleto, pero aún falta por definirse la plaza que tiene México entre Jonathan Soto y Antonio Piñeiro, además de Daniela Payen, quien busca puntos de clasificación.

“Vamos a llevar entre cuatro y cinco deportistas. El único oficial es Donovan, porque ganó su lugar en el Mundial. Sarah (de 42 años) tiene seis participaciones, cuatro representando a Estados Unidos y dos por México. A los esquiadores los veo terminar a media tabla y no en los últimos lugares”, sostiene el jefe de la delegación.

Pruneda hace énfasis en el apoyo permanente que ha recibido de Hubertus von Hohenlohe, quien representó al país en pasadas ediciones invernales con uniformes llamativos de mariachi o calaveras en las competencias.

“Él nos ha conseguido ropa para competir, de repente el Comité Olímpico Mexicano nos ha apoyado, pero como miembros de la Federación Internacional de Ski tenemos recursos. Tocar puertas es difícil, porque lo primero que preguntan es: ‘¿quiénes son?’

“Esperamos en un futuro conseguir patrocinadores y en eso seguiremos luchando. Representar a México en unos Juegos Olímpicos es un honor y lo digo porque yo viví esa sensación”, indica el federativo, quien regresará al país en los próximos días para la ceremonia de abanderamiento, el 25 de enero, donde los nombres de Donovan y Sarah se perfilan como los portadores del lábaro patrio; sin embargo, Pruneda no se atreve a confirmarlo “hasta que el comité ejecutivo del COM lo haga oficial”.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider