Slider
Publicidad
Slider

Biden y Scholz exigen a Putin «medidas reales de desescalada».

A su regreso desde Moscú y tras mantener una reunión de más de cuatro horas de duración con Putin, el canciller alemán Olaf Scholz mantuvo anoche una conversación telefónica con el presidente Biden para mantener al Gobierno de Estados Unidos al tanto de la conversación. Ambos jefes de gobierno coincidieron tras esa charla en exigir a Rusia «medidas reales de desescalada» para evitar el conflicto en Ucrania y en exponer nuevamente las serias amenazas en caso de que la integridad territorial de Ucrania se vea comprometida. «El riesgo de una nueva agresión militar por parte de Rusia contra Ucrania persiste, es necesaria mayor vigilancia», advirtieron Biden y Scholz, que subrayaron además que «hasta ahora no se ha observado una retirada significativa de tropas rusas».

Horas antes, en Moscú, el alemán había reconocido que la retirada de las tropas rusas que habían terminado sus maniobras en la frontera bielorrusa era «una buena señal a la que debían seguir otras».

La visita de Scholz a Moscú ha despertado suspicacias en la Embajada de Ucrania en Berlín. «El gobierno semáforo no debe hacer ninguna concesión al señor Putin», ha advertido a los socios de gobierno de Scholz el embajador Andriy Melnyk, que ha vuelto a advertir al Gobierno alemán contra los «compromisos podridos por encima de nuestras cabezas» en el conflicto con Rusia. «Los ucranianos esperan que después de la visita inaugural del canciller Olaf Scholz a Moscú, esta turbodiplomacia alemana no solo gane impulso, sino sobre todo resultados concretos», ha dicho. «Hoy no se trata solo de evitar una nueva guerra rusa en el centro de Europa», señala Melnyk corrigiendo el discurso de Scholz, «Alemania no debe hacer ninguna concesión a Putin para afirmar la libre elección de alianza por un lado y al mismo tiempo posponer la membresía de Ucrania en la OTAN hasta el día de los dioses. Eso sería una catástrofe geopolítica», en referencia a la declaración del canciller alemán en la que había afirmado que la entrada de Ucrania en la OTAN «no está en la agenda».

Deslizó incluso que la membresía de Kiev en la OTAN probablemente no se decidirá durante el mandato de Putin o el suyo propio, en respuesta a las garantías que exige Rusia a la alianza de que no se expandirá más hacia el este. Además, el embajador de Ucrania hizo una llamada al Gobierno alemán para que se involucre más en las negociaciones del formato de Normandía. «Esperamos que el canciller Scholz convoque una nueva cumbre de Normandía al más alto nivel en Berlín en las próximas semanas para evitar un mutismo extremadamente peligroso y un silencio de radio entre el presidente Zelensky y el presidente Putin, que no ha querido levantar el teléfono durante los dos últimos años», ha dicho.

Posteriormente a las declaraciones de Scholz en Kiev y Moscú, la embajadora de Alemania en los Estados Unidos, Emily Haber, ha enfatizado explícitamente el derecho de Ucrania a buscar la membresía en la OTAN en Twitter. «Ucrania tiene el derecho soberano de buscar la membresía en la OTAN», escribió, «no le garantizamos a Rusia nada más».

Desde el punto de vista del portavoz en materia de Exteriores de Los Verdes, uno de los partidos que forman el tripartido de Berlín, Jürgen Trittin, la OTAN debería ofrecer a Rusia conversaciones de desarme de gran alcance durante las negociaciones en el conflicto de Ucrania. «Sería muy deseable que ambas partes pudieran llegar a un acuerdo sobre los misiles de mediano y corto alcance estacionados en Europa», ha propuesto. El diputado de izquierda Gregor Gysi ha pedido por su parte que se permita a la excanciller Angela Merkel (CDU) y al excanciller Gerhard Schröder (SPD) negociar con Rusia en nombre del gobierno federal como mediadores en la crisis de seguridad en Europa del Este. «Lo que no se puede lograr en un nivel de gobierno lo puede hacer un ex canciller», opina. La presidenta del Comité de Defensa del Bundestag, Marie-Agnes Strack-Zimmermann (FDP), no está en absoluto de acuerdo. Schröder es «el mayor cabildero bajo el sol», ha sido su argumento.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider