Publicidad
Slider

El Tottenham, eliminado por equipo de Segunda División.

Londres. El Tottenham volvió a estrellarse ayer en octavos de final de la Copa de Inglaterra, al perder 1-0 en la prórroga ante el Middlesbrough, de la Segunda División, mientras el Manchester City y el Crystal Palace sellaron su pase a cuartos.

En el pozo después de haber perdido en Burnley (1-0) hace seis días, y totalmente relanzado al aplastar al Leeds (4-0) el sábado, los Spurs dejaron escapar su última oportunidad para conquistar un título esta temporada.

Su tarea no era sencilla ante un Middlesbrough que venía de eliminar en penales al Manchester United en Old Trafford. Y el Boro confirmó que sabe estar al nivel de equipos del Big 6 a un partido.

El gol de la victoria, en la prórroga (107’), fue obra de Josh Coburn, canterano de 19 años que había saltado al terreno de juego al minuto 95. Un tanto ante el campeón del mundo Hugo Lloris que sumió al Riverside Stadium en la euforia.

El City sella pase a cuartos de final
Antes de eso, el Manchester City derrotó 2-0 al Peterborough y cumplió con lo que se espera-ba de él ante un equipo de la segunda categoría, que pese a haberse defendido bien, en ningún momento dio la impresión de poder eliminar al líder de la Liga Premier.

En este partido, en el que Fernandinho dejó el brazalete de capitán al ucranio Oleksander Zinchenko, en un gesto de solidari-dad con el país que padece una ofensiva rusa, hubo que esperar una hora de juego para ver el primer gol, obra de Riyad Mahrez.

Siete minutos más tarde, Jack Grealish dobló la renta luego de un gran control (67’). Una anotación que debería relanzar al delante-ro, quien apenas ha podido justificar hasta ahora los 133 millones de dólares que los Citizens desembolsaron el pasado verano para ficharlo procedente del Aston Villa.

A su vez, el Crystal Palace, el otro equipo de la Premier que jugó ayer en octavos de Copa, derrotó 2-1 al Stoke, también de Segunda División.

El plantel dirigido por el francés Patrick Vieira se adelantó por medio de Cheikhou Kouyaté, bien situado para desviar un disparo de Jean-Philippe Mateta (53’).

Pero cinco minutos después, aprovechando la pasividad de la zaga del Palace, Josh Tymon subió las tablas al marcador (58’).

Fue finalmente el holandés Jairo Riedewald el que abrió las puer-tas de los cuartos de final a los londinenses con un disparo raso al minuto 82.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider