Slider
Publicidad
Slider

Reino Unido denuncia que Rusia ha aislado a Ucrania del comercio marítimo internacional al controlar su costa del Mar Negro.

«Las fuerzas navales rusas han aislando efectivamente a Ucrania del comercio marítimo internacional» al controlar su costa del mar Negro. Así lo aseguraron fuentes del Ministerio de Defensa británico el domingo en una publicación en su cuenta de Twitter en la que aseguran que los militares rusos «también continúan realizando ataques con misiles contra objetivos en toda Ucrania». El Gobierno británico también declaró que «Rusia ya ha realizado un desembarco anfibio en el Mar de Azov» y que «podría realizar más operaciones de este tipo en las próximas semanas», provocando un recrudecimiento de la crisis.

En un discurso transmitido en vídeo, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski dijo que su país «debe aguantar» mientras Rusia ataca el país por tierra y aire mientras bloquea el acceso también por mar.

«Estamos pasando por la peor prueba de nuestra historia. De nuestras vidas», afirmó el líder, que añadió que en este momento «protegemos lo más preciado que tenemos. Debemos aguantar. Debemos luchar. Y ganaremos. Yo lo sé. Creo en ello», afirmó. Los intentos rusos de bloquear el comercio marítimo en Ucrania se producen al mismo tiempo que los países occidentales están intensificando sus esfuerzos para alcanzar una solución diplomática al conflicto.

Cabe recordar que el pasado 11 de febrero, antes de que las fuerzas del régimen de Vladimir Putin invadieran el país, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, solicitó ayuda internacional debido a que un número no determinado de buques rusos estaba bloqueando las rutas comerciales en el mar Negro bajo la excusa de estar llevando a cabo ejercicios navales, que en la práctica fueron uno de los mayores desde la desaparición de la Unión Soviética. En una rueda de prensa, Kuleba manifestó entonces que «hemos comunicado al secretario general de la ONU, a la Unión Europa y a los dirigentes de los Estados amigos estas acciones de la Federación Rusa, y hemos comenzado consultas con los países ribereños del mar Negro para emprender acciones conjuntas». Poco más de un mes después, los peores temores del Gobierno ucraniano se han hecho realidad y además del bloqueo comercial, una gran cantidad de civiles permanecían este lunes atrapados en Mariúpol. De la ciudad portuaria del mar Negro salió al mediodía un convoy de más de 160 vehículos en lo que parece ser, según las autoridades locales, el primer intento «exitoso» de evacuación a través de un corredor humanitario. Los civiles llevan atrapados en la ciudad más de dos semanas, rodeados por las fuerzas rusas y sin apenas suministros.

Uno de los líderes implicados en los esfuerzos por ponerle fin a la guerra es el primer ministro británico, Boris Johnson, que en una llamada con Zelenski el domingo por la noche, afirmó que las «acciones bárbaras» de Vladimir Putin están «poniendo a prueba no solo a Ucrania sino a toda la humanidad» y le prometió a su homólogo ucraniano que el Reino Unido continuará buscando opciones para ayudar al país a defenderse. Este martes, el ‘premier’ mantendrá en Londres un encuentro con los representantes de la Fuerza Expedicionaria Conjunta (JEF, por sus siglas en inglés), una coalición de 10 países cuyo objetivo es mantener la seguridad en el norte de Europa.

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider