Slider
Publicidad
Slider

Héctor Herrera y el Atlético de Madrid echan a CR7 de la Liga de Campeones.

Manchester. La Champions se quedó sin Cristiano Ronaldo y, antes, sin Lionel Messi. El Atlético de Madrid tuvo un hambre insaciable que le dio réditos. Con el empuje que necesitaba en esta instancia, octavos de final de la Liga de Campeones, echaron del torneo al Manchester United y a su estrella CR7.

Lo derrotó con un solo gol para el 1-0 que en el marcador global quedó plasmado en 2-1, ante un United que ni por ser local logró demostrar algo más de decoro.

Un resultado afortunado para el mexicano Héctor Herrera, quien no sólo cumple con la encomienda que le da el técnico colchonero Diego Simeone, sino que gana confianza. Fue titular y su actuación en la segunda parte lo exhibió como un futbolista de estirpe para estos duelos, con solvencia y personalidad.

“Estoy feliz por la continuidad en el equipo que no había tenido”, dijo Herrera al final del partido; “me da satisfacción que los mexicanos estemos en este tipo de juegos; espero seguir así y ganarme la confianza como hasta este momento”.

Sobre las decisiones del Cholo Simeone dijo que un jugador só-lo debe acatar las instrucciones por el bien del conjunto.

“Respeto las elecciones del Cholo”, agregó Herrera; “a veces tiene que tomar iniciativas que no nos favorecen, pero uno debe callar y cuando aparece la oportunidad estar a la altura del compromiso”.

En un encuentro apretado y tenso, Diogo Dalot, defensa de los Red Devils, dejó desmarcado a Renan Lodi junto al segundo poste. El brasileño remató tras el centro de Antoine Griezmann para marcar la diferencia a los 41 minutos.

Y en lugar de que Cristiano Ronaldo brillara como lo hizo el sábado –con un triplete ante el To-ttenham–, fue el defensa Raphael Varane quien puso a prueba a Jan Oblak con un cabezazo en la segunda mitad.

El United no pudo vencer al arquero del campeón vigente de la liga española, tres semanas después de un empate 1-1 en Madrid, que sirvió para muy poco, en vista de que los goles como visitante no tienen ya un valor adicional como criterio de desempate.

Eso deja al ManU con apenas dos apariciones en los cuartos de final de la Champions en una década (2014 y 19). Desde 1970 no había pasado tanto tiempo sin que los Red Devils conquistaran un trofeo. La Liga de Europa de 2017 representó el último honor para el club más exitoso en la historia del futbol inglés.

No hay mucho de qué jactarse a cambio de un gasto de mil millones de dólares en transferencias desde que Alex Ferguson, técnico que conquistó dos veces la Liga de Campeones, se retiró en 2013.

Cristiano aspiraba a devolver el lustre al United. Pero no hizo un solo tiro a puerta ante el club español.

Ahora, la prioridad es tan sólo recuperar el cuarto sitio de la Liga Premier para regresar a la Champions la próxima temporada.

En Ámsterdam, Edson Álvarez, otro mexicano que vivió la experiencia de jugar los octavos de final, terminó en el lado opuesto. Enojado y frustrado por la eliminación de su club, el Ajax por 1-0 (3-2 global) ante el Benfica de Portugal.

No sólo la eliminación aquejó al mexicano, sino que el gol de este partido de vuelta fue tras una falta que le sancionó el juez de línea.

“Estoy triste porque fuimos superiores y tuvimos muchas oportunidades. No las concretamos, lamentablemente, pero todo el mundo vio que fuimos mejores”, dijo Edson tras el partido.

“La falta que me marcaron no existió. Fue una jugada futbolera que pudo, o no, marcar. Pero una decisión como esa arruina el trabajo de todo un equipo.”

La superioridad del Ajax sobre el Benfica fue muy notoria. Fieles a su estilo, los holandeses monopolizaron la pelota, pero sin precisión en los últimos metros, sobre to-do el marfileño Sébastian Haller, una de las sorpresas de la actual campaña de la Champions y autor de 11 goles en el máximo torneo europeo de clubes.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider