Publicidad
Slider

Liverpool y Manchester City, con un pie en semifinales de la Champions.

Manchester. El Manchester City y el Liverpool dieron un pequeño paso hacia las semifinales de la Liga de Campeones de Europa al imponerse 1-0 al Atlético de Madrid y 3-1 al Benfica, respectivamente, ayer en los duelos de ida de cuartos de final del torneo.

Un gol de Kevin de Bruyne (al minuto 70) puso en ventaja al City de cara a la vuelta en Madrid la próxima semana, tras un partido en el que el Atlético no contó con el mexicano Héctor Herrera por lesión.

El encuentro respondió a lo que se esperaba, con un City que monopolizó la pelota con una posesión de más de 65 por ciento frente a un equipo rojiblanco que se replegó buscando la salida al contraataque.

En la primera parte, el conjunto inglés fue incapaz de penetrar el muro del Atlético, que se defendió con todos sus hombres y convirtió al portero local Ederson Moraes en un espectador.

Los Citizens probaron suerte con disparos lejanos de Ilkay Gundogan (al 22) o John Stones (42). También intentaron entrar por las bandas, pero sólo para poner centros atajados con facilidad por el arquero rival, Jan Oblak.

Tras el descanso, el equipo colchonero adelantó su línea defensiva y se aplicó más en la presión para llegar más al contraataque.

Marcos Llorente amagó con un disparo en el área que detuvo Ederson, pero el City respondió con una falta cobrada por De Bruyne desde la frontal que obligó a estirarse a Oblak.

Con el partido atascado, los dos técnicos movieron el banquillo para meter velocidad al juego, sin embargo los cambios le salieron mejor al equipo dirigido por Pep Guardiola, quien tuvo su premio cuando Phil Foden, recién ingresado al campo por Mahrez ( al 68), filtró un balón al área donde apareció De Bruyne para hacer el 1-0.

En los últimos minutos, el City sólo se dedicó a gestionar el juego y así certificar una victoria que le permite encarar con ventaja la vuelta.

Por su parte, el Liverpool venció (3-1) al Benfica con goles de Ibrahima Konaté (17), Sadio Mané (34) y Luis Díaz (88). Por el conjunto portugués anotó Darwin Núñez (49).

Los Reds saltaron al Estadio da Luz, en Lisboa, dominadores, acosando desde el inicio la portería de Odisseas Vlachodimos. No obstante, hubo que esperar hasta que un saque de esquina de Andy Robertson encontrara la cabeza de Konaté para el 1-0. Este fue el primer gol del francés con el Liverpool.

El 2-0 llegó con un centro de Trent Alexander-Arnold que encontró en el área a Díaz, quien puso el balón a placer a Mané para aumentar la ventaja.

En la segunda parte, los locales lograron filtrar un pase al área, a priori sencillo para la defensa del Liverpool, pero que Konaté erró al despejar, dejando a Núñez en ventaja para anotar (2-1). En la recta final, Naby Keita filtró un pase a Díaz, quien no dejó pasar la oportunidad y selló el 3-1 definitivo.

Fuente: La Jornada.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider