Slider
Publicidad
Slider

Más de 80.000 cubanos han huido a Estados Unidos en apenas cinco meses.

Las cifras del éxodo masivo de cubanos hacia Estados Unidos está alcanzando cada vez más cifras espeluznantes. Solamente durante el mes de marzo del presente año, más de 32.000 llegaron a la frontera sur de Estados Unidos, según informó el diario ‘The Washington Post’. La cifra representa casi el doble de los que emigraron por la misma vía durante el mes de marzo, cuando se registró un pico histórico: en apenas un día fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos 1.500 cubanos, número que representó más del doble del promedio diario desde febrero.

El alza se migrantes cubanos se viene evidenciando desde octubre del pasado año y sobre todo a raíz de la reapertura de fronteras de la isla en noviembre.

Desde inicios del año fiscal (octubre de 2021) hasta febrero de 2022, más de 78.000 cubanos entraron a Estados Unidos por la frontera sur, o sea, desde México. Al comparar las cifras con los 39.303 casos registrados durante todo el año fiscal 2021, y los 14.015 en el 2020, se entiende la magnitud del suceso.

De acuerdo con la Oficina de Control de Aduanas y Protección Fronteriza del país norteño (CBP, por sus siglas en inglés), los cubanos se ubican actualmente en el tercer grupo de migrantes con mayor presencia en la frontera sur estadounidense, solo superados por mexicanos y guatemaltecos.

A ello se suman los que han optado por otras vía de emigración ilegal, dígase las marítimas. Desde el inicio del año fiscal hasta la fecha, fueron interceptados en alta mar por la Guardia Costera norteamericana 1.257 balseros cubanos, cantidad que evidencia igualmente un aumento al compararla con los 313 interceptados en 2019, los 49 del 2020 y los 838 del 2021; se desconoce la cantidad que se han lanzado al mar y no sobreviven, al igual que la de aquellos que llegan a su destino. Al menos 84 entraron al país por la frontera norte.

Los interceptados en alta mar, en su mayoría, son repatriados a la isla, mientras que los que arriban por la vía terrestre deben responder a un proceso al final de cual pudieran resultar igualmente repatriados.

Las cifras evidencian que más de 80 mil cubanos han huido hacia Estados Unidos por diferentes vías desde octubre de 2021. De seguir el actual ritmo, para fines del año fiscal (septiembre de 2022) estaríamos hablando del éxodo de alrededor de 155.000 personas, aproximadamente el 1% de la población, principalmente los jóvenes, lo que acarreará consecuencias catastróficas en el envejecimiento poblacional y en la mano de obra del país.

Se trata, sin duda, del mayor éxodo masivo de cubanos hacia ese país desde 1980, durante la crisis migratoria de Mariel, cuando unos 125.000 abandonaron la isla.

La actual crisis migratoria responde tanto a la cada vez más acentuada crisis económica como al terror, represión y violaciones de derechos humanos cometidas por la dictadura sobre todo tras las masivas protestas del 11 de julio (11J) del pasado año.

Acuerdos migratorios
El proceso de otorgamiento de visas a cubanos, desde La Habana, fue suspendido en 2017 durante la administración Trump como respuesta a los ataques sónicos, conocidos como Síndrome de La Habana, de los que fueron víctimas más de una veintena de diplomáticos norteamericanos y cuyas causas aún se investigan. No obstante, los acuerdos migratorios se mantienen y se han estado implementando en países como Guyana, aunque se vieron interrumpidos debido a la pandemia.

A principios del mes de marzo del presente año la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana anunció la próxima reapertura de los procesos consulares en La Habana; aunque todavía no se ha establecido una fecha, se trata de priorizar las visas de inmigrante.

La medida responde además a las preocupaciones existentes en el gobierno norteamericano por las alarmantes cifras de migrantes ilegales, por lo que, según el encargado de Negocios de los Estados Unidos en Cuba, Timothy Zúñiga-Brown, se trata de establecer una alternativa legal, segura y formal para aquellos que quieran emigrar hacia su país.

Como suele suceder, el régimen cubano culpa a Estados Unidos del éxodo de cubanos porque, según ellos, estos no cumplen con los acuerdos migratorios, específicamnete aquel mediante el cual se acordó que el país norteño otorgaría un mínimo de 20.000 visas anuales. Sin embargo, Zúñiga-Brown asegura que aunque se reinicien los procesos consulares en La Habana y se otorguen estas 20 mil visas, ello no resolvería el problema porque son muchos más los que desean emigrar, una cifra muy por encima de los 20 mil.

Por tanto, para el diplomático, la cuestión es el por qué se van los cubanos y «hay muchas más razones por las cuales están saliendo de Cuba».

Fuente: ABC.

Publicidad
previous arrow
next arrow
Slider