Banner_Son tus derechos-01
Banner_Son tus derechos-01
Publicidad

América deja vivo al Pachuca.

El América, víctima de sus errores en un partido que dominó y tuvo al alcance para salir victorioso, empató con el Pachuca 1-1 en la ida de las semifinales de la Liga Mx, en un estadio Azteca colmado y a la altura de los grandes escenarios.

Las Águilas salieron a ejercer presión achicando espacios hacia adelante ante un rival que prefirió jugar al contragolpe. Envalentonado, el equipo de Fernando Ortiz abrió el cerrojo con una jugada mano a mano de Federico Viñas, quien, después de un servicio milimétrico de Álvaro Fidalgo, perdió la batalla con Oscar Ustari y erró su disparo.

Los rostros de los jugadores americanistas mostraban una mezcla de bronca y disconformidad por un empate que les sabía a poco. Por eso elevaron la apuesta: con todas sus fichas en el ataque, crearon su mejor jugada colectiva y lo que parecía ser el 1-0 definitivo. Luis Fuentes entró por la banda, retrasó la pelota para Diego Valdés, quien solo frente al arco la envió a las nubes.

Se miraba el cuerpo técnico de las Águilas sin poder entender qué ocurría en el campo. Por momentos, y cuando el gol no llegaba, las piernas de los azulcremas parecían sobrecargadas por el peso de las obligaciones. Fue entonces que los Tuzos, que sufrieron de más para equilibrar las cosas, generaron su primera y única señal de peligro antes del descanso.

En un tiro de esquina, Luis Chávez remató de cabeza con potencia, disparo que Guillermo Ochoa salvó con puros reflejos. Las fallas de Viñas y Valdés parecían tener consecuencias, pero vino la reacción de las Águilas.

Todo en el América era toque y circulación. Así, producto de un pelotazo de Viñas y un rechace de Ustari, Valdés encontró su revancha con un rebote que empujó al fondo de la portería tuza (54). La explosión de júbilo hizo cimbrar el Azteca, además de levantar de sus asientos a los miles de aficionados que empezaban a mirar de reojo el tiempo en el reloj.

En el sonido local, la esperanza de avanzar a la final se sostenía en una canción de Chayanne, repetida antes, durante y después del partido: Fiesta en América/ Fiesta en América… El ambiente, si bien era festivo, terminó por apagarse antes de lo previsto con una falta dentro del área de Jorge Sánchez sobre Avilés Hurtado.

Tras una revisión en el VAR, el silbante Jorge Pérez señaló el penal a favor del Pachuca. El encargado de cobrarlo fue Nicolás Ibáñez, quien no falló para poner el 1-1 definitivo (81). “Sería absurdo que el Azteca nos intimide”, había avisado el técnico de los Tuzos, Guillermo Almada, antes de jugar la semifinal. El resultado, aunque fue sufrido, terminó dándole la razón.

fuente:https://www.jornada.com.mx/notas/2022/05/20/deportes/america-deja-vivo-al-pachuca/

Publicidad
WhatsApp Image 2021-05-19 at 21.20.55 (1)
Banner-1-Confettis-768x128
previous arrow
next arrow